Amenazas disfrazadas, la dictadura que se fragua

Amenazas disfrazadas, la dictadura que se fragua

0
6

Durante estos casi 5 meses del nuevo gobierno hemos sido testigos de las grandes dificultades que tiene el gobierno federal para poder soportar sus dichos, y es que en su afán por hacer que se note un verdadero cambio de manera inmediata, los nuevos funcionarios han salido a decir muchas mentiras, mismas que han sido descubiertas por la prensa o por los mismo ciudadanos, pero nop conforme con eso, borran y esconden datos oficiales.

La semana pasada Jorge Ramos demostró como los datos que mencionaba Obrador eran solamente una farsa, pero el asunto fue lo que se vino después, una embestida total de las redes sociales que hasta ese día aplaudieron la labor del periodista y comenzaron a tacharlo de “neoliberal”, “conservador”, y estar a las órdenes del “viejo régimen” acusaciones que carecen de algún fundamento sobre todo cuando el comunicador ha demostrado la importancia de la verdad en la labor periodística.

No importa eso también, pues Jorge puede soportarlo, pero el que no soporta una crítica es el Presidente, es como lo he mencionado en otras columnas, un ser cuya única verdad es la que el pronuncie, de allí en fuera todo el que no comulgue con el, está en su contra y constituye no solamente un enemigo, sino una diana para sufrir el embate del ejército de seguidores en las redes sociales, acusaciones que han desmentido, pero que Tatiana Clouthier menciona en su libro “Junto hicimos historia”.

Quizá estimado lector, lo que genera un descontento en la oposición es que el señor mienta con tal cinismo al grado de minimizar a sus colaboradores en el preciso momento de que están dando a conocer cifras o informes, y creo seguirá pasando pues está mas que claro que Obrador no le gusta que le contradigan.

Hoy por la mañana lanzó una amenaza disfrazada de “pueblo”, “Si se pasan ya saben lo que sucede” le dijo a todos los periodistas y reporteros que acudieron a la mañanera, y en seguida su ejército de redes comenzó a respaldar y a dar golpeteos. Dicen que las comparaciones no son buenas, y mucho menos cuando considero que en realidad se quiere hacer un cambio en México, pero que tanto error no ayuda para nada, quizá los sectores mas vulnerables, los clientes de morena y el presidente le crean todo, y al final saben que son la mayoría, pero, ¿que pasará cuando empiecen a desilusionarse? Así como los miles de albañiles que dejó sin empleo por sus caprichos de cancela el NAIM, o por los miles de trabajadores de gobierno que corrió, por los doctores y enfermeras, seguro que de ese universo el 90% votó por él, y hoy a 5 meses les ha fallado, y sigue fallando.

Lamentable que un jefe de estado que le costó llegar, y que cuando llegó con el respaldo de 30 millones de mexicanos, esté queriendo generar un cambio de régimen que a mas de hacerlo económico, lo está haciendo político y social, perfilando a México en una dictadura, 2021 será un año crucial para el país, y es donde debemos generar los contrapesos correctos.

Puntos y comas

Punto. Al secretario de hacienda, ya le quedó claro que no puede contradecir a su jefe y que tiene que maquillar las cifras para hacerle creer a todo el país, sobre todo a los mas pobres, que vamos a crecer por arriba del 2%, es mas casi llegando al 4%. Lo regañaron en Palacio Nacional.

Coma. A pesar de que AMLO dijo que la tenencia no va, la orden es seguir adelante con el proyecto, esto no representa un desacato a las órdenes del mesías, sino una completa simulación de la autonomía de los poderes. Guarden esta columna.

Puntos suspensivos. Barbosa fue ratificado como candidato de Morena en Puebla, a pesar de que el tribunal dijo que la encuesta no le beneficiaba a el, entonces en un movimiento express, crearon una sesión del comité ejecutivo que dijo que en votación unánime el había sido el mero bueno, ahora habrá que esperar que en verdad gane, porque ya están con sus “marranadas” acercando los apoyos del Gobierno Federal a la tierra del camote.